#UnDíaDondeTodoBrilla

Andreina, vivía frustrada porque cada Cumpleaños su mamá le decía que pidiera un deseo justo antes de apagar su vela, la que aunque soplara con fuerza se volvía a prender una y otra vez, ¡vaya momento confuso! ¿vuelvo a pedir el mismo deseo o pido otro mami? ¡Bu! Igual o se cumplen nunca, – sí, ¡el mismo siempre hija!… Concentrada como si tuviera poderes mentales, Andreina pidió que por un día cada cosa que la rodeara brillara, desde una falda hasta una manzana, desde las mariposas hasta la más clara agua…

-¿Andreina qué fue lo pediste? dice su afanada madre.

– Por qué mamá,

-Mira:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *